indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

 

 

ALIMENTACIÓN PARA LA PRÓSTATA

Dieta para la próstata


 

ALIMENTOS PARA LAS ENFERMEDADES DE LA PRÓSTATA

Existen ciertas naciones donde el cáncer de próstata, la prostatitis es especialmente elevado mientras que en otros lugares los indices de afecciones de la próstata es mucho menor. Estudios bien documentados han demostrado que la alimentación desempeña un papel primordial en la prevención y control de las enfermedades de la próstata. Así, por ejemplo, los casos de próstata son mucho menores en las cultural orientales, como el Japón o la China lugares donde el tipo de alimentación se basa en el uso de ciertos vegetales que parecen ser fundamentales en la prevención de estas enfermedades. Otras culturas, como la norteamericana, cuya alimentación se basa en un consumo desmesurado de grasas animales, donde este tipo de enfermedades es mucho más frecuente.

 

Alimentos adecuados para las enfermedades de la próstata


Entre los principales alimentos que resultan beneficiosos para prevenir o mejorar las enfermedades de la próstata tenemos los siguientes:

- Alimentos ricos en vitamina E: La vitamina E, entre otras muchas propiedades, ademas de propiedades antiinflamatorias, muy adecuadas para prevenir la inflamación de la próstata, posee propiedades antitumorales capaces de inhibir el crecimiento de las células cancerosas, especialmente en el cáncer de mama, de colon y de próstata. Comer alimentos ricos en esta vitamina supone una protección eficaz contra este tipo de cánceres. Entre los alimentos especialmente ricos en vitamina E tenemos:

 
 

- Las verduras de hoja verde: Constituyen uno de los grupos de alimentos más ricos en esta vitamina.

- Los frutos secos: al igual que las verduras, los frutos secos son ricos en vitamina E y pueden resultar muy útiles en la dieta de la próstata.

- El germen de trigo.

 

- La soja y otras legumbres: La razón por la cual las culturas del Japón o de la China presentan menos porcentaje de este tipo de enfermedades radica en su alto consumo de esta legumbre. La soja constituye un potente anticancerígeno. Estudios realizados en Japón, donde habitualmente la gente suele comer mucha sopa de soja, demostraron que una ingesta diaria de un plato de sopa reducía a 1/3 la posibilidad de desarrollar cánceres de estómago. Igualmente se ha comprobado como comer soja o sus derivados detiene el crecimiento de las células cancerosas, especialmente en el cáncer de mama, de próstata, de útero y de colón.

La razón de esta propiedad se debe a la existencia de unos componentes, llamados isoflavonas y lignanos, que presentan la facultad de disminuir las hormonas masculinas que son directamente responsables de la hiperplasia prostática benigna o aumento no canceroso de la próstata y de inhibir el crecimiento de las células cancerosas en este órgano.

Resulta, pues, muy conveniente incluir la soja como un alimento habitual. Hay que recordar que, además de la legumbre, disponemos de todo un arsenal de productos derivados de la soja, que tienen las mismas propiedades, y que nos permitirán preparar diferentes platos culinarios aunque estemos comiendo el mismo vegetal. Entre estos mencionaríamos : el tofu o queso de soja, la leche de soja, o la carne de soja.

Dentro del grupo de las legumbres, la soja es la más recomendada, pero hay que precisar que el consumo de otras legumbres, como los guisantes o las alubias, favorecerá el control o la mejoría de estas enfermedades, pues la mayoría de los integrantes de este grupo de alimentos contienen en mayor o menor proporción componentes similares.

 

- Alfalfa y brotes de alfalfa: Se ha comprobado que otra de las leguminosas muy importantes en el control de las enfermedades de la próstata es la alfalfa. Si tradicionalmente se ha utilizado esta planta para la alimentación animal, ahora se cree que su consumo, especialmente el de los brotes germinados, puede ser muy interesante en la prevención del cáncer de próstata. Sus propiedades son debidas a la presencia de dos isoflavonas, llamadas daidzeína y genisteína, que impiden la formación de tumores cancerosos en este órgano.

- La calabaza: La calabaza, por su contenido en carotenos, es otro de los alimentos recomendados. Las propiedades de los carotenos son muy amplias. Entre todas ellas merece especial atención su capacidad para inhibir el desarrollo del cáncer. Se ha comprobado la importancia que tiene el consumo de alimentos de hoja verde, como los puerros o la calabaza en la prevención del cáncer de próstata o en su habilidad para impedir el aumento de la próstata en la enfermedad llamada hiperplasia prostática benigna , una enfermedad que puede darse habitualmente en los hombres a partir de los 50 años y que, aunque no resulte tan grave como el cáncer, supone unas molestias muy graves a la hora de la micción o la relación sexual.

- La col: La col y los miembros de la familia de las coles, coles de Bruselas, col lombarda coliflor, brécol, nabos, ricos en vitamina C, cisteína, glucosinolatos y sulforrafano, son de los alimentos que más nos protegen contra los cánceres ( principalmente de mama, de pulmón, de estómago, de ovario, de próstata y de colón ) Sería conveniente comer alguna de estas hortalizas una vez al día. Las propiedades antioxidantes de este familia se consideran muy interesantes para la prevención de muchas enfermedades corporales, resultando particularmente indicadas en el cuidado de la salud de las arterias y del corazón. Entre los antioxidantes más potentes de esta planta se encuentra el ácido alfa-lipoico, un componente que durante algún tiempo fue considerado como una vitamina más del grupo B y cuyas propiedades antioxidantes han sido muy alabadas en los últimos años.

- Los tomates: Por su contenido en licopeno y glutation, dos potentes anticancerígenos, se recomienda comer abundantes ensaladas provistas de tomate.

- El pescado azul: Los miembros del pescado azul ( caballa, sardinas, atún, salmón, etc) deben entrar como algo habitual especialmente en las personas con problemas de próstata, por lo que deberían comerse como mínimo tres veces por semana. Estos alimentos son ricos en omega-3. La inclusión de alimentos o complementos ricos en este componente protege contra la aparición de ciertos cánceres, especialmente el cáncer colon, el cáncer próstata y el cáncer de mama. Además pueden reducir el tamaño de los tumores, al impedir el crecimiento de las células cancerosas o evitar que estas, mediante metástasis, se reproduzcan en alguna otra parte del organismo.

- Alimentos ricos en cinc: El cinc inhibe la producción de dihidrotestosterona cuyos niveles elevados están relacionados con el aumento no canceroso de la próstata Un aumento de cinc en las células de la próstata parece resultar eficaz en la prevención y tratamiento de la hiperplasia prostática benigna. Son alimentos ricos en cinc el apio, los espárragos, las borrajas, los higos, las patatas, los cacahuetes, las berenjenas, los anacardos, el girasol, las cebollas, los frijoles, las patatas, las lentejas, los melocotones, las almendras, los rábanos, las peras, los boniatos, las papayas, los cereales integrales, etc.

Las personas que no desean hacer un régimen exclusivamente vegetariano pueden optar por el consumo de marisco ( especialmente ostras) , hígado o huevos que son alimentos de origen animal muy ricos en cinc.

 

- Agua en abundancia: Para el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna se aconseja la ingestión de litro y medio, como mínimo, de agua al día. Al principio el consumo abundante de agua puede empeorar los síntomas de la enfermedad pero, cuando la vejiga se adapta, las personas enfermas pueden aumentar la micción sin sentirse tan mal cuando orinan.

- Alimentos para el colesterol: El colesterol empeora la enfermedad, por lo que una dieta adecuada en alimentos que reduzcan el colesterol ayudará a mejorarla.

 

 

Alimentos perjudiciales para las enfermedades de la próstata



Los siguientes alimentos no son adecuados en la dieta de las personas con estas enfermedades:

Alimentos ricos en grasas satudaras
: Parece existir una probada relación directa entre los alimentos grasos de origen animal y el aumento de cánceres de próstata. Igualmente estos alimentos pueden ser responsables de la inflamación benigna de la próstata Se recomienda ser prudente y comer la menor cantidad de estos alimentos en los enfermos de próstata.

Alcohol: Se cree que el consumo de alcohol puede aumentar la probabilidad de sufrir cáncer de próstata.

Estimulantes: El uso de estimulantes artificiales o naturales, como el café, el chocolate o cacao y las bebidas con cola, no resulta adecuado para los enfermos de próstata En su lugar, para aumentar la micción, se recomienda el uso de plantas medicinales más adecuadas. ( Ver " Tratamiento natural de la próstata" en el listado superior)

Más información sobre el tratamiento natural de las enfermedades de la próstata en el listado superior

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com